MUROS

Muros de piedra, voluntad apartas,

enjaulando jóvenes alas,

ansiadas del dulce caminar.

Aquel látigo castigador del paredón,

impone enmudecer a la osadía de volar,

aplicando la esclavitud, del todo acatar.

Muros de silencio, calman al sentimiento 

la distancia aisla, del mundo que gira,

mientras, el amor poco a 

poco, 

se muere,

apagando tiernas miradas,

en la muralla, que todo mata,

y en la mudez, enterradora del alma.

Deja un comentario