RECUERDOS

Ventanas cerradas del pasado,

regresan, cuando menos lo esperas,

cambiando, atesorados presentes.

La memoria, las trae de vuelta,

escupiendo heridas al fuego,

arden, al descontrol de la vida.

No cicatrizan los recuerdos,

ni las heridas, ni las mentiras,

sólo se resguardan, en una ventana,

y cuando el tiempo cambia,

regresan, y con su puñal dañan.

Tampoco se despistan las sonrisas,

ni los besos, ni los abrazos,

detrás de tu alma aguardan,

para sanar el vacío, de nuestro tiempo.

Deja un comentario