ALMA 42

El arte está en la calle.
Con calor, escuché sonar sus cuerdas,
el 42 llevaba tatuado , en su corazón.
Las notas musicales, discurrían,
suave melodía, con vistas al mar.
Su voz, desgarró mi alma,
¡estaba allí, en la calle!,
endulzado los oídos a sirenas,
sonriendo al mundo
envuelto en notas musicales,
mostraba su ser a paseantes,
no se rendía en su arte,
unas pocas monedas,
en la funda de su casa,
era alma de guitarra,
y el verano pasó,
esa alma de calle,
se resguardó.

 

(MIO DXLVIII)

 

Deja un comentario