AMO

Amo la tierra

que bajo mis pies reposa,

 sobre ella , corretean animales,

también los amo.



Amo las acaricias del corazón,

tiernos abrazos de inocencia,

sonrisas sustentadoras de paz,

labios calmadores de tormentas.


Amo cada uno de esos recuerdos,

buenos y malos,

son pirámides de mi ser,

sabios maestros del caminar.


Amo la bondad que el mundo reparte,

en cada hecho de amor sin premio,

suplen el acechante egoísmo,

morando en cada ser pensante.


Amo las manos desarmantes de muerte,

porque vida siembran en su andar,

cada día colman un acuerdo,

sin las tristes, lágrimas rojas.



Amo la libertad de elegir,

porque en la elección,

mora la decisión,

y  la vida, corre  muy deprisa.





Deja un comentario