EL VACÍO

Esa sensación de muerte interior,
cuando guardas en el bolsillo,
algo tan hermoso,
para evitar su destrucción.

Un suspiro cicatrizante,
lanzado al eterno silencio
de la noche más fría.

Las ganas de llorar,
ahogadas como un nudo
en la garganta,
enrolladas en una soga
de sentimientos.

Mi cuerpo, atrapado en el vacío,
que sólo el nada, trae de su mano,
para recordarme, lo que pudo ser,
perdiéndose en palabras absurdas,
encaminadas al más triste olvido
del, para siempre.

(MIO CCCXLIV)

Deja un comentario