JUEVES

Miro en la profundidad de tus ojos, te veo, siento cada palpitar de esa mirada, me zambullo en tus colores humedecidos de amor. Los campos de tus ventanas huelen a verano, a hierba madura, amor sin escudo, sol iluminando el caminar, besos a raudales en cada hierba de esos campos. Te siento, me pierdo en tu alma, tanto tiempo escondida, hoy a la vista junto mi cielo. Cielo y campos unidos en uno, uno al lado del otro, una fina línea divisora los une en una perfecta sincronía. Así transcurre este Jueves.

(MIO CDXXXIII)

Deja un comentario