EL POETA

A mi lado estaba,
una flor contempló,
un poema inventó.

 

Escribía en su libreta,
un sorbo marcó la tregua.
La flor volvió a mirar,
recitando con su paladar.

 

Sensibilidad sentí,
una conversación emprendí,
aún ahí seguía…
esa sensacion

a medio café.

 

Le miré, 
le observé,
mala costumbre…
pero ¿como voy a evitar mirar, 
mientras la belleza,
de un poema era creado 
ante la ignorancia de mi mirada?

 

Caí rendida,
a los pies de esa flor,
símbolo de la creación de un poema,
por un desconocido poeta.

 

Inspirado en una escena en 
La Revoltosa, libros y café (Gijón).

 

(MIO CXI)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s