OFF

Oculto tras la niebla,

asoma la lágrima,

humedeciendo dulce canto,

en el sol de la mañana.


Susurros encarcelados,

dolores repartidos,

tras altas alambradas,

con muertes armadas.


La protección desprotegida,

la muerte tras la vida,

el asesinato sin respuesta,

la vida de dedos cruzados.


Ahora recuerdo el porqué,

un día el botón pulsé,

el silencio encontré

bajo la paz me abrigue.


La ceguera consentida,

el corazón protege,

canalizando la ira

del nada poder hacer.





Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s