SUCIA

Sintió el peso sobre su cuerpo,

el corazón vacío de lo sentido,

las piernas muertas sobre el asfalto.

Gritó un NO en el silencio,

palabras bloqueadas,

arroparon al miedo.

Pensó en el después,

cogió lo justo,

para salvar su alma.

Cuándo lo contó,

nadie dijo nada,

ella sentía la suciedad,

el silencio, 

hizo el resto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s