TE QUIERO … MAMA



En tus brazos,

pequeña mía,

todo se olvida.


La oscuridad,

claridad se vuelve.


La tristeza,

alegría torna.


Eres mi sol,

mi luna.


Cada día iluminas

mi pequeña, gran vida.


Eres tan importante …

que mi mitad del corazón …

tienes.


Tus besos borran

besos falsos,

haciendo del amor

una poesía.


¿Te parece larga

la poesía mi vida?

Pues enseguida

termina.


Muchas gracias

por llegar …

cuando …

más te necesitaba.


Te amo.

Dedicada a mi pequeña. Gracias por colaborar en esta creación.

Que la dulzura nunca se escape de esos ojos.


(MIO LXXXIII)

Deja un comentario