NUEVA PRIMAVERA


El frío atraviesa el crepúsculo,

oscilando sobre el reloj,

revoloteando como hoja seca,

sobre el manto de amapolas.


Susurrando al viento,

en nombre del cimiento,

ocultando al oscuro cielo,

el sentimiento del deseo.


La luz, abrazaba su soledad,

navegaba en silencio,

sin destino definido,

melodreaba  entre los vientres

perdidos en la existencia.


El calor, usurpó al silencio,

naciendo bajo amaneceres,

los vientos cautivaron su Otoño,

bajo la claridad, de un nueva Primavera.





Deja un comentario