ABANDONO

 

Se queja cada día,

cada noche recuerda la soledad,

el ser, tiene el poder del amor,

más su cuerpo, rechaza depender.


En carcelera se convierte hoy,

prisionera de la vida, está.

Su cuerpo, se cansa de ordenes,

cualquier día decide abandonarle,

aveces, le oigo suavemente susurrar,

cada vez, habla más con los ausentes, 

que a sus cuerpos un día, 

decidieron renunciar.



Creado a partir de otro poema construido para Baresias. Junio 2016.

Deja un comentario