COBARDÍA

Mi amor por ti ocultado está,

dentro de un  frágil corazón.


Sólo mis ojos,

cuando se cruzan con los tuyos,

piensan en abandonar este miedo, 

que atrapa mis ganas de ti.


Te agarraría de ese cuello, 

que tanto ocultas, 

te mordería con mis labios poco a poco,

 cada centímetro de tu piel, 

te besaría despacio,

labio con labio, 

con los ojos bien abiertos,

para así, disfrutar del sentir del beso.


Luego,

te llevaría a mi lugar preferido, 

donde el mundo se hace invisible, 

el ruido cesa su movimiento, 

desnudando despacio, 

el alma recubierto por una espesa coraza. 


Pero en lugar de eso, 

sonrió y suelto palabras banales al aire, 

que ni él mismo entiende y descubro ….  

hay una monja en mí, muy silenciosa,  

hace que opte por darme la vuelta y 

sentenciar con ausencia de palabras, 

este amor.


Creado para Baresias. Julio 2016

Deja un comentario