DULCE LOCURA TEMPORAL


Como todo en la vida,

mi locura se presentó 

a tiempo parcial. 

El día que bese tus labios,

abrí mi corazón,

y sin pensarlo te amé,

una orden en mi cabeza 

ordenó y ejecuté.

El día que intenté, 

mostrarme,

sin dudarlo,

fue otra la que ordenó.

En un principio, 

cuando aún eran pocas, 

la obedecían mis manos, 

labios, corazón 

hasta que el alma protestó 

y un coscorrón les dió.

¿Qué hacéis? 

¡estúpidas!,

estáis sentenciandome,

a la muerte en vida.

Contagiadas estáis de

dulce locura temporal,

pasará, 

el dolor llegará,

y a mí me joderà.

¿Quién les mandaría a éstas

acatar las ordenes,

de ese fulano

llamado Amor?.

Creado para Baresias. Junio 2016

Deja un comentario