EL BOSQUE

En el bosque más profundo,

se esconde el amor verdadero,

en los picos de cada ave,

cuando alimentan su nido,

en las hojas de los árboles

cobijadores de animales,

en la tierra más fértil,

dadora de alimento.


Paseando por ese bosque, 

aprecié el paso del hombre,

con su mano todo cambia,

destruyendo, paraísos de vida,

cobijos necesarios.


Escucho con mi alma,

su corazón llora, 

sigo sus lamentos,

un pájaro moribundo encontré.


Intenté recuperar, 

reparar el daño ocasionado,

convertirme en águila salvadora,

dar vida a ese pequeño ser.


De nuevo, 

sólo una cosa pude hacer,

como un igual, 

lo tomé entre mis garras

y lo dejé morir.


Volví a llorar, 

recordándo,

como un día, 

tu, 

tomaste entre tus garras,

nuestro amor, 

dejándolo agonizar lentamente,

en las garras del silencio,

y hoy, 

está apunto, de morir.


Creado para Baresias. Julio 2016

Deja un comentario