GUERRA DE MARIONETAS


Los parques se llenaron de vacio,

pájaros emigraran su pio,

voces tornaron silencio,

lágrimas buscaron pañuelo,

la muerte asomó a la inocencia,

el odio instalado entre hermanos,

miedo domina vidas,

poderes mueven marionetas

sin ansia de apretar gatillos,

cunetas esperaban venganzas,

inocentes desaparecen y mueren,

los bosques repletos de huidas,

el hambre  llama a cada puerta.

Una campesina prepara comida,

a lo lejos la ciudad escupe vidas,

es hora  de alimentar penuria,

bien sabe lo qué es,

quien las fauces en su carne sintió.

Ella se llamaba Rosalía,

no aparecerá en los libros de historia,

nunca habló de ello,

pero puso su hombro,

sin importar ajenos ideales,

la pobreza cuando cae bajo bombas,

no pregunta de ideologías.







Deja un comentario