LOCURA A LAS SEIS


Cada día de mi vida,

a la misma hora,

algo diferente ocurre.

Las seis es la hora perfecta,

es nuestra hora.

Cada día, en la última década,

hago lo que hubiera hecho contigo,

en esos insignificantes treinta minutos,

rememoró nuestras cosas.

Es una lástima que no estás contigo 

cuando miro el reloj y son las seis,

porque en este preciso momento,

demuestro, lo mucho que te amo, 

tú, elegiste volar de ti,

dejando en tierra,

todo, de mí.


Creado para Baresias. Agosto 2016

Deja un comentario