MENTE PÉRDIDA


Un día despertarás,

de la locura que te arrastra

lejos de mí.

Sólo un pensamiento,

invadirá,

cada neurona superviviente,

al caos de tu vida.

Sufrirás al abrir tus ojos,

levemente,

la ceguera, fiel compañera,

se irá,

y te preguntarás a ti mismo:

¿Dónde está mi mente? ¿Dónde está mi mente? ¿Dónde está mi mente?,

entenderás,

que con la última maleta,

de mi equipaje,

se encuentra,

un sobre con tu nombre,

«no abrir la mente al amor»

Ese, fue su precio.


Compuesto para el Baresias. Enero 2017

Deja un comentario