UNA SOLA NOCHE

Dicen que el amor crece con el tiempo, 

que del conocimiento, 

emerge como semilla germinando.

El, 

creía ciegamente en el amor tras la amistad,

hasta aquella dulce noche 

en que la lluvia mojo su alma 

y despertó el amor dormido en él.

Esas pocas horas 

en que la luna iluminó sus cuerpos, 

él volvió a sonreír, a sentir … a vivir.

Nunca más se acercó a ella, 

el abismo cortó el delicado hilo que los unía.

Despertó de su sueño 

y espero encontrar otra noche, similar.

El tiempo le enseño, 

que lo que le esperaba era otro día 

y él sólo pensaba en otra noche más. 

Se agarró a la luz del día para olvidar 

aquella noche 

que llevaba encerrada en su corazón.


Creado para el Baresias. Noviembre 2016

Deja un comentario