REALIDAD

Las palabras emigran tras el último sueño,

escondido en el regazo del despertar,

 abro los ojos a la verdad, 

estiro los huesos de la bondad, 

huelo el café arrastrando mi cuerpo 

a una anciana cafetera,

siento el calor de su coraza,

ebulliendo en miles de burbujas 

de sutil aroma.

 Percibo el amor que vuela a mi alrededor,

 recojo cada resto despistado,

 para alimentar mi sed

y saciar la sonrisa en codiciada felicidad. 

Respirando al son del aire viciado

penetrando en mi cuerpo, 

ordeno pensamientos desperdigados 

ansiosos de inciertas respuestas. 

Todo tiene un porqué despistado en la 

simpleza de una pregunta, 

a veces, la realidad se muestra ante tí,

 como un gran puzzle, a encajar.

Foto Arte Urbano. Autorx desconocidx.

Deja un comentario