SÓLO UNA


Un escalofrío, recorrió mi espalda,

el sol se oscureció …. 

la luna lo tapó,

dudas disipó, 

la verdad deslumbró.

Una lágrima, se deslizó lentamente,

sólo una, 

fue capaz de apagarlo todo, 

sólo una, 

consiguió borrar la bondad del recuerdo.

De oro no era, valor carecía,

su importancia tenía,

ligera y transparente,

el pasado borraba.

No hubo dolor, alivio lo llamé,

ya que el camino no erré.

Pena sentí cuando descubrí,

que mi último gramo de amor,

con esa lágrima …  huía.


(MIO CXLIII)

Deja un comentario