LUCHADORA

Aulla la loba que habita en mi corazón,

clava sus zarpas la leona que ruge en mi mirada,

maulla la gata que salta en mi tejado.

Todas son, ninguna se queda.

Deja un comentario