SONRISA

La comisura de sus labios,

desataban la locura,

de escalar montañas

subir al árbol más alto,

y gritarle al cielo,

te amo.

El roce de unas manos,

delicadas sedas entre dedos,

rozando cada centímetro,

de aquel sentimiento,

dando la libertad,

a aquellas palabras,

te amo.

Aliento cortándose,

entre el calor de los besos,

cuando el cuerpo buscaba

sofocar el frío infierno,

para tener la valentía 

de deslizar entre los suspiros,

un delicado gemido,

te amo.

La sonrisa,

conquistadora eterna,

heroína entre lo carnal,

payasa de corazones,

contagiadora de felicidad,

tomadora de almas.

Motivo de la pérdida,

de toda percepción de realidad,

cuando con los ojos,

osas su mirada tocar,

e insinuar, sonrisa en mano,

te amo.


(MIO DCLXXIV)

Deja un comentario