ODIO HUMANO

Basura del estercolero inútil, cultivando el error continúo de una inocencia pérdida en la edad de los tiempos. Trozo de alimento putrefacto, garrapata adueñándose de otro cuerpo que derrapa por las tripas deshechas de lo humano. Mentira deslizándose en los oídos sucios de cera relamida por bocas repletas de bacterias invasoras de todo lo puro de un alma. Ganas de seccionar, triturar, quemar cada parte del recuerdo que una y otra vez regresa a tu cuna. Disparar al aire que respira para contaminar cada gota de oxígeno que recorre su cuerpo, corrompiendo cada órgano que le hace caminar dirección al mal.

Con la ausencia, 

regresa la paz humana.


Deja un comentario