HA DE LLORAR

Ha de llover cuando la tierra clama su sed, cuando las grietas de una sonrisa deje la nieve posar su comisura. Ha de llover cuando la vida con sus dagas flota en el infinito esperando cuevas donde adentrar su veneno. Llorar a raudales lo muerto en su piel desgarrando las raíces de los tiempos. Lavando cada poro de existencia, liberando cadenas, apresando realidad.

Ha de hacerlo, sí, pero no hoy. 

Hoy, brilla el sol.

Inspirada en el Poema de Antonio Gamoneda «Ha de llover».

Deja un comentario