TE QUIERO MAMA 


En tus abrazos,

pequeña mía,

todo se olvida.


La oscuridad,

torna luz,

tristeza,

sonrisa retorna.


Eres mi amanecer 

y atardecer.

Cada día eclipsas con tu calor,

está noria de nombre, vida.


Eres tan importante …

mi corazón habitas.

Tus besos borran

errores,

haciendo del amor

una poesía.


¿Te parece larga

la poesía mi vida?

Pues enseguida termina.



Muchas gracias por llegar 

cuando la oscuridad golpeaba

mis alas.



Te amo.


Dedicada a  mi sol y luna.

(MIO LXXXIII) Versión II

Deja un comentario