SUELO

Hace meses apague la televisión,

no aguantaba ver tanto dolor,

morbosidad

paseando a su lado.

Hace días quemé los periódicos,

cada día todo igual,

lo negativo prioritario,

noticia que vendía.

Hoy veo la niñez

reposar su sueño

en la humedad de una tierra,

vida a merced de intereses.

Ojalá el viento borrara sus cuevas,

destrozara acuerdos,

volatizara ambiciones,

ese niño, tuviera una cama.

Y volara con  sus sueños,

lejos de una alambrada,

de las metralletas,

del miedo.

Ojalá mis manos 

no estuvieran esposadas, 

y libres hicieran algo

por cada vida arrojada 

a madre tierra.


Deja un comentario