PERFUME EN LA PIEL

En la noche, los olores perfuman las habitaciones repletas de silencios, el sabor de la piel, hace recordar el aroma de mar, cerrando los ojos dejo la brisa acariciar el rostro, oigo las olas del mar rompiendo contra el acantilado de mi cuerpo. Saboreo el sabor de la piel, reviviendo el perfume de la vida, esencia de mar. Abriendo los ojos, vuelo hacia otro lugar, huelo de nuevo esa piel, saboreo su sabor, la dulzura parte de sus poros, el higo envuelve esa piel, abro la delicada fruta, degustando la textura dulce de su interior, despacio, sin prisa, penetración perpetua del sabor en mis papilas perpetuando en la eternidad su existir, esencia de tierra.

(MIO CDXX)

Deja un comentario