LA CAÍDA DEL SUEÑO

La lluvia mojaba la línea que separaba el sueño de la realidad, cuando cesó su caída, comenzó a fallecer. Al día siguiente, funeral de cuerpo presente, una realidad dió el pésame, te equivocaste, no era amor, sólo deseo fugaz, miles de cenizas cayeron sobre la profunda cicatriz.

Un sueño cayendo al abismo de una odiada,

realidad.

Deja un comentario