CHACHIS

Los reconocerás

porque se esconden en las masas,

cotillean a las espaldas,

se definen en incoherencias,

defienden lo atacado,

¡son chachis!,

aunque den palos de ciego,

abandonen el refugio,

continúan el fisgoteo

a escondidas entre sábanas,

buscando en sus cuerpos

la tranquilidad abandonada.

Los chachis

se han largado,

con su maleta,

a otro lado,

sólo un encantado

de conocerte,

le han dejado.

Ahora, busca

otro grupo

que le susurre

¡qué chachi eres!.

Deja un comentario