TOSTADA DECEPCIONANTE

En el crujido de la mañana,

miel y naranja bailan,

aroma en cada sorbo,

ojos cierran.

Clausuro el camino,

con un click manual,

dejando encerrado,

algo natural.

El afilado acaba su roce,

sobre el tostado manjar,

más su deseo de yantar,

se sumerge en las migas del pan.

Es el desayuno,

que alimenta el comienzo,

de un día

espero sin tropiezo.

Más el día inesperado,

absurdo,

y no deseado,

espera su fin con recelo

del nuevo despertar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s