DESPERTAR A LA LUZ

Vio la luna

golpear la estela,

con su roce

mostrar belleza.

Ya nada volvió

a ser igual.

Ella reposaba

en la mirada pérdida,

de un mundo

en su dolor

agonizando.

Y mostró su hermosura ,

cada amanecer,

atardecer,

cada anochecer,

el ser

ante su encanto

despertó.

Comenzó su paso,

a ser escuchado

en el silencio

de la oscuridad.

La vida se abría paso.

Deja un comentario