EL DÍA DESPUÉS

Y se comenzó a alejar,

en cada beso,

abandonó el amor

revuelto en su cama.

Inicio el paseo

al final

del camino.

Ya no había marcha atrás.

Triste final.

 

Deja un comentario