COTIDIANO

Mirada pérdida,

entre bullicio,

náufraga sobre ojos,

cierra persianas,

mientras una voz

despertaba su universo.

Ella quería volar lejos,

pasos ausentan

libertad ansiada,

esposa de cotidiano.

¡ Vuela y encuentra

la mujer

que un día fuiste!

Está esperando.

Deja un comentario