SEGUNDO HOGAR

Cagar

y guardar los restos,

comer

y recoger envoltorios,

fumar

y esconder colillas de humo,

mar no es vertedero,

ni recipiente

ni contenedor.

Es belleza,

furia,

albedrío,

paz,

nana gratuita,

psicólogo improvisado,

filósofo de vida,

música natural,

museo táctil,

cuadro eterno,

reflejo de vida,

cobijo de seres,

doctor sin título.

Es todo

y más,

deja lo tóxico

resguardado,

y regresa

al segundo hogar,

que se halla

en tu mar.

Deja un comentario