DE VEZ EN CUANDO

A veces siento mi alma desnuda

gritando libertad,

sollozando de minutos,

que vuelan con la edad.

A veces siento el mundo llorar,

inundando cielos oscuros

sollozando aires impuros

envenenando pulmones.

A veces regreso

aquel preciso instante,

en que el reloj se paró

y el dolor llegó.

A veces pienso en la fortaleza

esculpida en la humildad,

superviviente a la simpleza

del crecer.

A veces me resisto

a sucumbir a la dejadez

a tragar injusticias,

vaguear mi sensatez.

Y a veces oigo esa lluvia

mojando ese alma

empapando con albedrío

al agitado karma.

Deja un comentario