LA ALFOMBRA

Bolsa resguardaba años de vida apilada, encendió la llave, nudo en garganta, sabor a ‘end’. Recorrió pasados, aparcó el coche y rompió a llorar. Vació su mochila, coraza tomó rienda, ropa se perdió escaleras arriba, abrazando el suelo de aquella alfombra. Nunca más volvió a verla, el final se la llevó.

Deja un comentario