HACKER

En la oscuridad de la red, quién su vida aburre, observa ajeno. Controla IP’S, mueve iconos de aquí para allá. Yo lo llamo mi pequeño trasgu revoltoso, ve la vida desde su teclado, crueldad observa, fotos mira. Yo sé que está ahí, es el ángel protector de mis píxels, imágenes, letras, versos colgantes. Todo lo sabe, cada emoción plasmada bajo publicaciones, cada sentimiento recitado y cantado, cada palabra consoladora y atacante. No le puedes engañar, es el ojo que todo lo ve, calla y revuelve.

(MIO CDXCV)

Deja un comentario