JULIO 36

Vuela la paloma con mensaje en su cola, garabatando canto recogido bajo abrazo, el botijo refresca sopor del verano. La tranquilidad del campo alegraba la estela del duro trabajo. Noticias vuelan sobre 36. Muertes acechan vidas, miedo encogen pequeñas lunas, mañana el sol se cubrirá de sudor con sangre de escuela. El hambre toca su puerta, despensas preparan noches de rugidos, animales resguardan final. Los bosques se llenan de huidas, la eterna ausencia llama la ruina. Una bomba ha caído en la prosperidad, para resguardarla en odio y tempestad. El campo mira a las nubes de la gran ciudad y llora en silencio, con temor metido en su cuerpo.

 

Deja un comentario