A TRASLUZ

En el paso por la senda,

la máscara aparecía,

se retorcía en sus huellas,

mientras hojas caían.

La oculta sonrisa corría,

detrás del último eslabón

agazapado en la cadena,

casi rota, sin corazón.

Apagado gesto

en su mirada,

mostraba la meta

ya alcanzada.

Yo la veía, ella, lo sabía,

por eso se retiraba

lejos de la luz,

que nos alumbraba.

Y yo la buscaba,

revolviendo entrañas,

la encontré,

impasible

detrás de una puerta

atenta vigilaba.

Deja un comentario