TORMENTA BLANCA

Debería de pensar en tí, sin embargo, borro cada pensamiento, censuro la neurona empeñada en tu recuerdo, alejando de mi ser el sabor de tu piel. Rodeo con alambrada la emoción sin palabra, construyo un muro entre tu ola y mi orilla tan alto que el aire no sobreviva al ascenso. Tapando cada rendija despistada conectada a las venas de mi corazón, ahogo cualquier intento, sí, cualquiera que ponga en peligro la paz de mis canas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s