LA HUIDA DE JULIETA

El frío, atrapa frágil cuerpo,
nada espera , nada busca,
en la esquina del bosque, reposa,
aguardando en la cueva de la vida
observa el raudo mundo pasar.

Decide su ligero paso, continuar,
¡falso y lejano cuento, Romeo!.
Julieta abraza a la soledad,
recoge en pequeña mochila,
amor, cuatro euros y unos sueños,
algún miedo para mantener alertado su corazón.

Huye de cruel desesperación,
egoísmo un día la empujó, heridas causó.

Por fin, entiende, puede vivir sin Romeo y sonríe.

La vida es bella,

el camino largo.

(MIO DCXLII)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s