LA RAZÓN

La luna moja sus pies,

ríe desde la distancia,

que cada noche los separa.

Mira su pequeño corazón,

busca una sola razón,

para mantener ausencia,

aire, portador de vida.

Quizás la muerte,

sea una buena razón,

aunque sea en el latido,

resguardado por el eco,

de una lejana ilusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s