¿INCRÉDULO AZAR?

Tengo mi ángel escondido,

si, detrás de la ausencia,

me aleja de vida tóxica,

mundos podridos,

muerte segura.

Siempre avisa,

claras señales

le persiguen.

Cuando voy sin frenos,

toma mi mano y volantazo

al camino correcto.

Si observa próxima caída,

acolcha mi aterrizaje

con miles de cartones.

Empiezo a pensar

que mi incredulidad

tiene una contrincante

escondida.

Ella es mi ángel,

pájaro en árbol vigilante,

en huerta cantante,

y en vida susurrante.

Deja un comentario