EL CAMINO III

Las hojas se caen lentamente sobre el suelo donde piso, las ramas se quiebran ante las cargas que cada vez pesan más, el tronco se arruga con cada año que cumple de vida. Y nada puede hacerse, salvo caminar y disfrutar del camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s