EL JUGUETE

Hablas de amor, sin conocer, sólo sentiste el rasguño de una herida cuando te quitaron el sonajero con el que meces tus sueños.

Buscas calor donde el frío congela cada sentimiento, ignoras el verdadero valor susurrando un murmullo, ahí en la distancia.

Nunca has amado, lloras, como niño caprichoso que ha perdido su juguete, y el juguete se rompió, de tanto usarlo sin corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s