ÚLTIMO CARTUCHO DE CALOR HUMANO

Por qué ha tenido que ver cómo se rompía todo en mil pedazos, cómo caía cada ilusión expuesta al precipicio más hondo, cómo permitió todo, cuándo probablemente no mereciera nada. Se ha inmolado sin darse ninguna opción a volver a respirar, ha asesinado el último cartucho de amor humano que le quedaba. Cómo ha sido tan incauta de entregar lo más preciado del alma, quizás realmente sea estúpida y necesitara cien inviernos para darse cuenta, que hasta el espejo más claro ... miente.

Deja un comentario