EL PÁJARO SIN ALAS

Mi pájaro rechaza volar,

no quiere sus alas elevar,

se ha acostumbrado al nido,

dónde ni llueve ni hace frío.

Yo le ánimo a mover su cuerpo,

más él estático reclama mi mano,

le muestro el gris camino,

y las nubes que cortan su paso.

Él me mira

y sonríe,

¿si el cazador me coge?,

yo … le entiendo.

Se escucha en la radio,

otra jauría,

en el camino esperaba.

Mi pájaro tiene miedo.

Deja un comentario