BLANCO DESEO

Copos del corazón

caen sobre el suelo

de una habitación.

Blanco manto envuelve

la sonrisa enredada,

regresando nuevos tiempos.

Ella miraba su cielo,

deseaba

blanca semana.

El sol reapareció,

descongelando días,

perdidos en respuestas.

El fin de semana desveló,

estelas de migas

en un tejado.

La vida continuaba,

entre los minutos

abrazados a segundos.

Ya nada podría ser igual,

las huellas borradas,

ya estaban selladas.

Y aquellos ojos … lloraban.

Deja un comentario