8 DE MARZO. AUSENCIA

Alerta en las calles, caleyas,  playas, montes, ríos, pantanos, pueblos, semáforos. Cierra el coche, cuida tus espaldas, mira antes de entrar, desconfianza del día, de la noche, cruza de calle, no mires a los ojos, no enseñes tus piernas, esconde camisetas, los pechos, encarcelados.

No te fíes. ¡Estamos en alerta!.

¿ Cuándo hemos dejado de estarlo?, ¿ cómo se atreven a insinuar que alguna vez alguien no infringió miedo?, ¿ cómo olvidar la muerte de muchas?, ¿ y borrar la lucha de una mente de llegar algún día a perdonar y olvidar?.

¿Cómo perdonarse a sí mismos las palabras destructivas hacia esa compañera, amante, amiga, hermana, vecina, mujer, poeta, madre, los daños físicos en cada poro de su piel, la sentencia bajo tierra de muchas de ellas?

Cada día, la misma certeza de que nada ha cambiado, la libertad puede costar desde corta edad. Por muchas llaves de defensa que un corazón lance a esa mano, muestras de que algo se oculta tras cada muro de negación, una vez más.

Yo la miro, me miro, las miro y me pregunto cuál será su historia y si el final tendrá otra realidad, quizás algún día, cuando el futuro vea cómo sería su mundo

sin ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s